domingo, 17 de marzo de 2013

¿Exfoliación en pieles sensibles? ¡Es posible!


¿Tienes la piel sensible y necesitas una exfoliación? ¡Este es tu post!

Como mi piel de la cara es ultra sensible y en su día también vi la necesidad de exfoliarme, dedico esta entrada a dar respuesta a preguntas que yo me planteé –hará ya unos añitos- cuando me puse en modo “busca y captura” de un producto que me exfoliara y que a la vez respetara mi piel.


¿Es importante exfoliar la piel?
La respuesta es sí. La exfoliación facial es uno de los principios básicos de belleza y tiene un papel fundamental en el cuidado de la piel. Mediante este procedimiento retiramos las células muertas que se acumulan en la epidermis y aceleramos la regeneración celular. De este modo, conseguimos una piel más luminosa y especialmente limpia, ideal para absorber de modo óptimo los productos que nos apliquemos a continuación.
Es muy aconsejable, por tanto, que la exfoliación forme parte de nuestra rutina de belleza.

¿Es en verdad recomendable que una piel sensible se exfolie?
Son muchos los que dicen que la exfoliación en pieles sensibles no es muy recomendable. Esto no es del todo falso: este tipo de pieles se caracterizan por ser más intolerantes y reactivas que las normales, además de verse comúnmente afectadas por picores, hormigueos… Estas indeseadas reacciones, a veces acompañadas de rojeces, aparecen de forma exacerbada como reacción a estímulos de diferente naturaleza que normalmente no deberían provocar irritación, a saber:
  • Estímulos físicos como el calor, el frío, el viento o el sol.
  • Estímulos químicos como determinados cosméticos y jabones, el agua o la contaminación.
  • Razones psicológicas como la respuesta al estrés o algunas emociones.
  • Vaivenes hormonales como los que se dan durante el ciclo menstrual o en el periodo de embarazo.
Esta hipersensibilidad de la piel es el resultado de una disminución de su umbral de tolerancia.
Sin embargo, hoy en día contamos con productos dirigidos a las pieles más sensibles que nos permiten exfoliar nuestra piel sin dejar de respetarla. De esto os hablaré a continuación.


Tengo la piel sensible y he decidido exfoliarla, ¿Qué productos son adecuados para mí?
Esta pregunta os la responderé en base a mi experiencia. Como muchos ya sabéis, tengo alta estima y confianza en dos marcas por excelencia: Avène y La Roche-Possay.

Tanto Avène como La Roche cuentan productos dirigidos a las pieles más sensibles: cremas hidratantes, lociones, geles limpiadores, mascarillas, sérums… así como con geles exfoliantes.

En mi caso, he probado el exfoliante de las dos casas y ya llevo tiempo con ganitas de haceros una review comparativa de ambos.

De manera general, los dos productos me han dejado completamente satisfecha. Sin embargo, si tuviera que elegir uno, me decantaría por el de La Roche-Possay. Os cuento el porqué:

Los microgránulos –las “arenillas” destinadas a exfoliar”- que lleva cada uno de los geles son los que marcan la gran diferencia entre un producto y otro. Los de La Roche son superchiquititos (más finitos que un granito de azúcar, con eso os digo todo), mientras que los de Avène son más gruesos. Es importante que tengáis en cuenta que al estar aplicando este tipo de productos sobre una piel que es sensible –a pesar de que estén destinados para este tipo de piel- tenemos que hacerlo muy muy muy suavemente, sin hacer fuerza ni presionar. De todas formas, esto os lo explicaré con mayor detalle en el siguiente apartado. No es más que por este motivo por el que me decanto por el de La Roche: al aplicarlo, sus diminutos microgránulos hacen que el momento de exfoliarme sea más agradable y “más suave”, además de tener la sensación de que hace mejor su función. ¿Cosas mías? Puede ser, pero con el de Avène sentía como si me hiciera “más daño”, como si sus partículas exfoliantes más gorditas me resultaran un poquito más agresivas.

Para que os hagáis una idea de cómo es el producto, os dejo un par de fotos del botecito y de la textura de cada uno:
Gommage doux purifiant de Avène
Como veis, el gel es transparente pero sus gránulos
son rojos, lo que hace que el producto en el bote se vea
rojizo.
Gommage surfin physiologique de La Roche-Possay
Textura en gel semitransparente con
gránulos casi imperceptibles.

En conclusión, os recomiendo por igual los dos. Ambos son muy buenos productos y de muy buenas casas, pero yo, personalmente, me quedo con el de La Roche por todo lo que os acabo de comentar (¡aparte de que su olor me encanta!).


Ya tengo mi producto exfoliante, pero…  ¿cuántas veces me lo aplico? Y, ¿cómo lo hago?

Tanto el exfoliante de Avène y el de La Roche de los que os hablé pueden ser utilizados diariamente. En mi caso, mi dermatóloga –que me recetó el de Avène- me recomendó que me exfoliara todas las noches, ya que tuve una época en la que tenía bastantes comedones cerrados (grasa y suciedad por decirlo en un idioma de andar por casa) debajo de la piel. Le recordé que tenía la piel sensible (por si acaso) y le pregunté si no era excesivo que lo hiciera diariamente. Su respuesta fue que no, que se trataba de un producto muy suave y destinado a este tipo de pieles.
Si no tenéis este problema y simplemente queréis haceros una exfoliación para eliminar células muertas y alguna que otra impureza, la misma cajita del producto recomienda que se haga una vez por semana.

Exfoliarse es muy sencillo de hacer. Tras limpiarte la piel con tu producto de limpieza habitual, sea gel, leche limpiadora, jabón, etc., sigue los siguientes pasos:

  1. Empieza por humedecer el rostro con agua templada. Así, la piel se ablandará y los poros se abrirán.
  2. Aplica a continuación el producto exfoliante con movimientos suaves, circulares y ascendentes. Hay que evitar el contorno de ojos ya que en esta zona la piel es más sensible.
  3. Retira ahora el producto con agua tibia. 
  4. A continuación, lo ideal sería aplicar una mascarilla hidratante, revitalizante, calmante o astringente, en función de las necesidades de nuestra piel. No es algo imprescindible, pero sí muy recomendable. En el caso de que nos la apliquemos, dejamos que ésta haga efecto (de 5 a 20 minutos dependiendo del tipo de mascarilla) y retiramos con agua fría.
  5. Aplicamos el tónico y/o una fina bruma de agua termal, dejando actuar 1 o 2 minutos (completamente recomendable, ya que nos dejará más calmadita la piel).
  6. Aplicamos nuestro sérum o hidratante habitual.

_______________________________________________________

Como podéis ver, es posible y también recomendable. Si os queda alguna duda u os surge alguna pregunta, no dudéis en escribirme un comentario o contactar conmigo. Si habéis probado alguno de los dos productos de los que hablé, animaos a escribir vuestra experiencia aquí debajo.



5 comentarios:

  1. Yo estas no las probé, pero usé una de vichy que está indicada para pieles sensibles y me dejó la piel roja e irritada... Así que ahora no me atrevo a probar otro. ¿Crees que estos son lo suficientemente suaves? Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Casiopea!
      Yo las de Vichy no las probé, pero si no lo hice fue porque "conozco" muchas pieles sensibles como la mía y vi que hacían verdaderos estropicios... entonces como que le tengo una especie de miedo, jeje.

      Para mi es más suavita la de la Roche. Si te decantas por una, te recomiendo esa. Acuérdate que si tienes la piel sensible es mejor no arrastrar el producto con fuerza sobre la cara ... suavecito y con movimientos circulares!! sino... acabamos con nuestro delicadisimo cutis :P

      Un saludo y gracias por pasarte.

      Eliminar
    2. aqui en la argentina uso un exfoliante de Mira Dror,que se usa en gabinete,especifico,para rosasea y pieles sensibles,muy buena

      Eliminar
  2. Hola...he encontrado tu post buscando ayuda...me han diagnosticado Rosacea en muy bajo nivel...piel muy sensible...yo siempre la cuido mucho...pero últimamente no utilizo exfoliantes porque me da miedo, pero noto que mi piel me lo está pidiendo...me Recomendarías igualmente estas dos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurora!

      Entiendo tu miedo, dado que la rosácea es un problema dermatológico serio. Por eso mismo mi consejo es que le consultes a tu dermatólogo por si existe un exfoliante en el mercado que esté comercializado para pieles con rosácea. Este está indicado para pieles sensibles y las pieles con rosácea lo son, pero no se si este sería el tratamiento más adecuado.

      Muchas gracias por tu visita.

      Eliminar